PAISAJE Y PERSPECTIVA

"Cuando se anda, el mundo ya no tiene ni presente ni futuro. No hay más que el ciclo de las mañanas y las noches. El día entero haciendo lo mismo: andar. [...]Caminando no soy sino una simple mirada."

 

Frédéric Gross

Los Ancianos de Oianleku.
Páginas II
Estribaciones del Mandaur.
Sendero de Lluvia
Memoria de un bosque ahogado.
El libro abierto de la tierra I
Susurros del Cantábrico II
02012019-_ATO2320
Memoria de un bosque ahogado III
El libro abierto de la tierra II
El Espejo de Orión.
Donde la Tierra Acaricia el Cielo
26122018-_ATO1866
Murmullos
28122018-_ATO2085
La Barca
Cerro Chirripó
Frente al Mar de Nubes
Popocatépetl
27122018-_ATO2077
Antiguo Paso de Arrieros
Espejo y niebla
Estrella Efímera
Las Olas de Morbihan
Descenso del Chirripó
Orosí
11122018-_ATO1365
10122018-_ATO1271
Ruinas de Ujarrás
Antiguo Paso de Arrieros II
Laguna de San Juan
Exhalación
Entre hielo y fuego.
_ATO0031
Volcán Arenal
Mixturas y Texturas del Alba
Líneas
Popocatzín
Arenal entre Nubes
Líneas II
Linderos
Fumador del Alba
Templo de Kukulkán
Le Couvent
María Blanca, Iztaccíhuatl.
Mareas
Huellas de Borrasca
Aislamiento
Cipactli
Playa Jacó
Poás
Laguna de Botos

Los paisajes se construyen primordialmente caminando y quien anda encuentra en cada paso parte de sí mismo y de los respiros que mantienen la vida, como el fuego mantiene el hervor del agua en una caldera. Los pasos dados a traves de mi trabajo etnografico y otro tipo de viajes, me han llevado al encuentro de lugares que a través de la luz que reflejan hacia mis ojos, nutrieron la construcción de momentos fugaces e irrepetibles congelados a partir del sensor de la cámara y revividos a traves de los colores de mi memoria al revelar y editar.

 

Los lugares permanecen, mientras el tiempo y los posibles espectadores fluyen como el agua de los ríos. Sin embargo, la permanencia aparente de los lugares solo existe a través de la conciencia del cambio y del encuentro de distintas miradas que contemplan un mismo elemento a lo largo del tiempo. Toda imagen es irrepetible en el tiempo y el espacio, así como en la memoria...

 

"Pero caminar impregna. Caminar interminablemente hace pasar por los poros de la piel la altura de las montañas cuando uno se enfrenta a ellas durante mucho tiempo, respirar largas horas la forma de las colinas al descender largo rato sus vertientes. El cuerpo se hace masa de la tierra que pisa. Y así, progresivamente, ya no habita el paisaje: es el paisaje."

 

Frédéric Gross

© 2015  by  ATONALTZIN-PHOTO.